Pilates y dolor lumbar - dona10 centro de pilates y belleza Barcelona

Pilates y dolor lumbar – dona10 Barcelona

El dolor lumbar es uno de los problemas de salud más frecuentes en nuestro día a día, siendo tan común, que  8 de cada 10 personas padecen dolor en algún momento de sus vidas.

Las causas más reincidentes del dolor lumbar son consecuencias de una mala higiene postural, del sedentarismo, de las posiciones mantenidas como es el hecho de permanecer sentado o de pie durante largas horas, del escaso ejercicio físico y del estrés. Son componentes claves en la aparición de desequilibrios musculares desencadenando contracturas y dando lugar a la aparición de patologías en nuestra columna vertebral.

Siendo la columna vertebral estructuralmente compleja, es necesario un equilibrio entre los componentes que la conforman. Huesos, músculos y ligamentos entre otros, estan diseñados para trabajar de manera conjunta y equilibrada y un problema en uno de sus componentes afecta directamente a los otros, siendo preciso este equilibrio para que el funcionamiento de la columna sea óptima y las patologías y el dolor no se presenten.

dolor lumbar dona10

Pilates tiene el objetivo principal de entrenar cuerpo, mente y espíritu como un todo; para que de esta forma logremos un desarrollo muscular equilibrado, simétrico y proporcionado, de manera que los movimientos se realicen sin trabas mecánicas, con una coordinación directa con la mente para poder a su vez completar la ejecución de movimientos finos y precisos como también movimientos poderosos y grandes.

Si tienes dolores lumbares y el médico te ha indicado que debes fortalecer la musculatura abdominal y los músculos estabilizadores de la columna vertebral te recomiendo que realices Pilates y evites ir a un gimnasio a realizar clases grupales con ejercicios tradicionales de abdomen y espalda.

Cito dos ejemplos que explican los posibles peligros de hacer ejercicios sin control ni conocimiento preciso del movimiento que realizamos:

  • Los abdominales ¨crunch¨ de toda la vida, aunque se realicen lentamente y sin riesgos en la zona cervical, es un ejercicio donde principalmente ponemos en uso el recto abdominal y los oblicuos. Como hemos explicado en este post de nuestro blog (¿qué es el tan nombrado core?), la zona abdominal se compone de diferentes músculos (el core) y todos son importantes para tener un abdomen sano y fuerte. El hecho de ejercitar principalmente el recto y olvidar el resto de músculos implica tener un abdomen desequilibrado y con el riesgo de incrementar la presión intra-abdominal, favoreciendo la distensión del transverso (faja natural y protectora de la región lumbo-pélvica). Además esta presión puede llegar a generar patologías a nivel del suelo pélvico (prolapsos o incontenencia). Por tanto, si haces sólo abdominales “crunch” seguramente no conseguirás reducir tus dolores lumbares, pondrás en riesgo la zona pélvica y posiblemente notarás un abdomen más abultado y prominente.
  • Otro ejemplo: los típicos ejercicios para fortalecer la zona lumbar en un sala de fitness de un gimnasio son los jalones polea o el remo. Son ejercicios que trabajan únicamente la musculatura superficial de la espalda. Está demostrado en infinidad de estudios que la columna lumbar necesita tener la musculatura profunda (estabilizadores) fuerte para realizar con eficacia cualquier movimiento que implique la musculatura superficial. La estabilización viene dada por los músculos que unen a las vértebras entre sí, y en este grupo encontramos el transverso abdominal, los rotadores y los multífidos (hemos escrito sobre los multífidos en un post llamado Dolor de espalda. La importancia de los multífidos). Si no tienes estabilizadores fuertes primero, los ejercicios para trabajar dorsal ancho, romboide mayor o cualquier músculo superficial serán poco efectivos o incluso pueden ser perjudiciales.

    Otro aspecto muy importante del movimiento controlado es el principio básico de la respiración, el cual permite al alumno conectar de manera eficaz la musculatura del suelo pélvico, del abdomen y del tórax transmitiendo las fuerzas de manera eficiente a través de todo el cuerpo, desde la extremidad inferior hasta la cabeza.

Conclusión:

Pilates viene siendo muy recomendado por traumatólogos, fisioterapeutas y osteópatas para tonificar, estirar y movilizar sin ningún tipo de riesgos, ya que en todo momento realizamos la sinergia muscular requerida para evitar patologías en zona lumbo-pélvica, hombros y zona cervical .

Es importante tener conocimiento y escuchar a nuestra espalda, tomándola en cuenta a la hora de movilizarnos y así poder proteger zonas sensibles y evitar posibles lesiones.

El programa Pilates desarrolla el cuerpo de forma uniforme, corrige malas posturas, recupera la vitalidad física, fortalece la mente y eleva el espíritu.
J.H. Pilates

Artículo escrito por Y. Navarro para dona10.

No dejes de visitar nuestra web para más información www.dona10.com